miércoles, 24 de febrero de 2010

Aplicar silicona en baño. Juntas de silicona estropeadas. Como poner la silicona en juntas


PONER SILICONA EN JUNTAS DE BAÑO



En el post anterior dimos un lecheado o rejuntado a las juntas del baño. Podríamos habernos ahorrado el paso aplicando directamente silicona, pero corremos el riesgo de que se cuele el agua.

Así la protección es doble, ya que el lecheado de por sí, nos garantiza la estanqueidad de las juntas y la segunda capa de silicona nos da doble seguridad…



Para aplicar la silicona, debemos retirar primero toda la silicona vieja y sanear bien las juntas.


Si hay cemento blanco debajo, hay que sanearlo a fondo. Pensemos que el cemento blanco es muy, muy duro. Si sale fácilmente con la espátula, nos hace dudar de su buen estado.


Pero si está bien, tras retirar la silicona vieja, podemos proceder a poner la nueva.

Si vemos alguna mancha de moho, suciedad o humedad, que es lo más normal del mundo, podemos pasar un trapo mojado en lejía.


Eso sí, para aplicar la silicona, es imprescindible que esté todo totalmente seco o la silicona no agarrará como es debido y no garantizará la estanqueidad.


Os habrán dicho que para aplicar la silicona basta aplicar esta en la junta y después pasar un dedo mojado en agua jabonosa ¡FALSO! Si lo hacéis así, terminaréis, aparentemente, enseguida, pero se os quedarán unos feos rebordes anchos y antiestéticos. Después tardaréis más en quitar estos bordes que si lo hacéis bien de primera hora.



Lo mejor es encintar con cinta de carrocero la zona en la que se va a aplicar la silicona, poniendo dos tiras y dejando entre las dos cintas la zona que hay que rellenar.




Hay que respetar un pequeño margen para que la silicona monte un poco en ambos laterales de las juntas.


Como os dije con la encimera, es muy importante que os hagáis con una buena pistola aplicadora de silicona, que también puede serviros para otros envases similares como pegamentos de montaje, masillas acrílicas…

No son caras y el trabajo será más agradecido que con una de las más corrientes, que en cuanto apretéis un poco más de la cuenta, se os doblará el gatillo o no os dará la suficiente precisión…


Tampoco considero necesario recortar la punta del pitorro más del orificio que suele traer, así dosificaremos mejor el producto: para poner menos cantidad presionamos menos y hacemos la pasada algo más deprisa y para cordones más gruesos, hacemos pasadas más lentas y presionando más.

Respecto a la forma de colocar el cartucho en la pistola aplicadora, podéis verlo en redecorando.com. Eso sí, no hagáis mucho caso del resto del post.


Aplicamos sin cuidado la silicona entre las dos cintas, procurando que la cantidad sea proporcional al ancho y profundidad de la llaga a rellenar –para no desperdiciar producto y para que no falte en los sitios que precisa más cantidad-. Podéis verlo en la foto inicial del post.



Y seguidamente, sí podemos pasar el dedo humedecido en agua jabonosa. De vez en cuando podemos limpiarnos el exceso en un trapo o papel.



Enseguida, procedemos a retirar la cinta de carrocero en ambos lados cuidando que al quitar la cinta no se ponga todo perdido con los bordes de la cinta manchados de silicona. Nos quedará perfecto y garantizamos que la silicona penetre hasta el fondo del hueco. Lo más importante es eso, que no tendremos que andar después limpiando con la rasqueta los restos que han quedado en lugares no deseados.



Dependiendo de la dureza de la silicona, el grueso de la cinta o el ancho de la abertura, puede que veamos que la silicona queda muy sobresalida de la superficie. En estos casos, podemos pasar el dedo humedecido en agua jabonosa otra vez, ya sin la cinta de carrocero, para retirar el exceso y/o aplastar la silicona por los bordes, con lo que quedará perfecto.


Si pasamos de primera hora el dedo, tras aplicar la silicona sin la cinta protectora, corremos el riesgo que haya mucho sobrante de silicona y se esparza mucho por los bordes, con lo que tendremos que trabajar el triple limpiando después los restos.

Y si nos quedamos cortos, la junta no quedarán lo suficientemente rellena y nuestro trabajo o durará poco tiempo, o se colará el agua por la junta.


Esperaremos un día antes de echar agua. Aunque la silicona crea una primera capa seca en poco tiempo, si esperamos a que seque hasta el fondo, también obtendremos un resultado más duradero.


Si lo hemos hecho bien, la silicona durará mucho, mucho tiempo, porque es un producto inalterable y que queda adherido en la superficie sobre la que se coloca impidiendo que el agua la toque. Al menor signo de que ha entrado la humedad, basta retirarla y aplicarla de nuevo.


Un consejo final: aseguraos que el producto que ponéis en las juntas de vuestro baño sea silicona ácida. Las hay incluso con protector antimoho. Pero hay otros productos parecidos en su aspecto y envase a la silicona, como ocurre con la masilla acrílica y que no sirven para el baño.


Yo mismo en una ocasión compré por error masilla acrílica y me pareció estupendo, porque los restos salían muy bien con agua… Pero a los pocos meses el moho había atacado implacablemente todas las juntas, porque no es tan estanca y duradera como la silicona.

Y es una pena que un trabajo que debería durarnos años, nos dure sólo unos meses por no elegir el producto adecuado.


Ya sabéis el procedimiento de aplicar la silicona en las juntas del baño… pero no todo queda en eso. También hay que saber en qué zonas debemos aplicar primero la silicona, cómo aplicarla en lugares como la unión del váter o bidet con el suelo, y algunos consejos más, como la mejor forma de conservar la silicona sobrante para otra ocasión… Lo veremos en el próximo post ¡No os lo perdáis!



----------------------------------------------------------


5 comentarios:

  1. Muchísimas gracias, ahora sólo falta que a mi me salga bien

    ResponderEliminar
  2. Hola Rosa: de nada, es un placer poder ayudar. Ya verás que no tiene ningún misterio y te queda fenomenal.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Miriam: es realmente deleznable que trates de aprovecharte de un humilde blog destinado a trasmitir información gratuita para meter ahí tu publicidad y de gratis. Espero que no vuelvas a hacerlo, pues eliminaré de nuevo cualquier comentario con contenido publicitario.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. muchas gràcias por compartir esa sabiduria que tienes.... me has dado los detalles necesarios para volver a poner silicona en la ducha, y esta vez, me va a quedar bien seguro!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Carlos, gracias por tus consejos, me han venido fenomenal para arreglar unos cuadraditos de la ducha. Saludos

    ResponderEliminar

Si tenéis cualquier duda, sugerencia o consulta, por favor, hacedlo mediante la sección de comentarios. No respondo las consultas privadas. No usar los comentarios para hacer publicidad.